Aunque pareciera que no, hay muchas personas incómodas consigo mismas. No estamos hablando de aspectos físicos sino de los emocionales y esos son los que más problemas nos pueden causar. Lo importante es que hay solución y queremos compartirla contigo.
Para sentirte bien contigo mismo hay tres áreas principales que debes trabajar, la primera es cambiar tu perspectiva, la segunda es aceptarte y la tercera es hacer cambios en tu estilo de vida.  Vamos por partes :
1.- Cambia tu perspectiva
Para tener una mente positiva lo primero es aprender a esperar lo mejor en lugar de lo peor. Claro que los problemas pueden aparecer pero esto es solo una manera en que la vida te dice que debes hacer las cosas diferentes.
Mucho tiene que ver la estima que te demuestran otras personas para ser feliz pero todo inicia contigo, si hay cosas que te dan miedo pruébalas por lo menos una vez en la vida. El mejor conquistador no es el que construye un imperio sino el que se conquista a sí mismo, halágate, prémiate por los logros que consigas y así atraerás más energía positiva a ti y a tu entorno. No te olvides de que si algo te asombra  te maravilla, tú también debes halagarle, nutre tus habilidades y todo aquello que te haga feliz.
No puede faltar la confianza en ti, esta se fortalecerá cuando tomes consciencia de quién eres, dónde estás y todo lo que puedes ofrecer en virtud de tus mejores características, enfócate en aquello que más ames de ti. Algo que puede reforzar esta confianza es un diario donde antes de dormir anotes las cosas buenas que te pasaron en el día y por las que estás agradecido.  También , tómate unos 10 o 15 minutos diarios para relajarte, escuchar a tu conciencia y tu intuición.
2.- Acéptate
Hay cosas de ti que no puedes cambiar, pero otras que puedes mejorar. Acepta la manera en que te ves, hueles, cómo se escucha tu voz, cómo reaccionas ante diversas situaciones, todo. No importa cuántas personas te quieran hacer feliz si esa felicidad no nace primero en ti.
¿Qué te hace diferente? ¿Qué te hace especial? La manera en que cocinas, los consejos que brindas a otros, el empeño que pones en tu trabajo, tu ayuda a los demás, todo cuenta.
Tu cuerpo es como un templo a ti y es muy importante que lo cuides descansando adecuadamente, comiendo bien y ejercitándote. Relájate mientras tomas un baño, consiéntete, te lo mereces.
No te olvides de pasar el tiempo con personas que mejoren tu vida, estas son las que te hacen sentir bien, las que sacan lo mejor de ti, las que buscan que estés bien, las que te confrontan cuando te estás equivocando en alguna decisión, que te brinden atención y amor.
Confía en ti, inicia por proyectar ese sentimiento y verás cómo sorprendes a quienes te rodean. Mantén la cabeza en alto, sonríe, cuida tu postura, lo demás llega solo.
3.- Hacer cambios en tu estilo de vida
Encuentra algo que te apasione y que ilumine tu vida, si es una virtud que debes trabajar para mejorar adelante, dedícale tiempo y esfuerzo, el resultad valdrá la pena.
Baila todo lo que te sea posible, quizá no te agrada pero no estamos diciendo que debe ser en público, la idea es relajarte, estar consciente de tu cuerpo y sentirte cómodo.  Hablando de arte y creatividad, permite que eso fluya, dibuja, canta, pinta, escribe, lee…deja volar tus ideas.
Ríe de todo lo que puedas sinceramente, haz de la risa una parte importante de tu vida. Haz alguna broma, sal con personas felices y disfruta siendo tú mismo.
Es muy importante que no te compares con otros, puedes estar rodeado de personas maravillosas pero tú también tienes lo tuyo ¡valórate! No hay nadie en el mundo igual a ti.
Fuente: http://www.lacaja.guru/2017/02/3-pasos-para-elevar-tu-autoestima-y.html?p=1